Batalla de Ideas.

Siguiendo el esquema del abstracto sobre Batalla de Ideas [1]de Fidel Castro Ruiz, aterrizando por nuestro querido y manoceado por todos lados y en todo tiempo nuestro pequeño país. Tomamos la frase “el crecimiento futuro del país debe basarse en el aprovechamiento de su capital humano ….” A la base de esto, debe existir una preparación consciente de la persona, capaz de ver en su actuar la incidencia individual y la incidencia como individuo social. Esa preparación que da la revolución ideológica del pensamiento convirtiendo al individuo en sujeto social y político. No se puede llenar las estadísticas de desempleo con maquilas industriales, con nuevos y grandes callcenter, grandes supermercados, grandes alianzas entre grupos empresariales y pequeños productores agrícolas que les compren su producción a bajos costos, eso no es salir a flote la economía, si solo crece el número de desempleados pero el nivel de vida sigue precario o peor, si en cuanto se hacen grandes ferias de empleo luego los currículos son tirados, enviados al reciclaje, solo utilizan los partidos políticos la situación en sentido electorero. No podemos decir aquí tenemos investigación científica, que podamos utilizar para cambiar el problema social de comportamiento entre los estratos sociales mientras, investigaciones científicas en salud que podamos aprovechar para el bien de nuestros misma gente. Y como si no se le apuesta a un plan que desarrolle estos pilares revolucionarios dentro de un plan de nación socialista, al contrario los planes de nación como hoy están entre dientes de muchos candidatos, los planes de nación los hacen los gremios de empresarios, y que se podría esperar entonces no más que un interés de poder manipular las leyes como siempre a favor de mantener su misma economía, de hacer sus arcas en las grandes organizaciones y grupos empresariales. Que se puede esperar de las alianzas políticas si estas las hacen los partidos políticos, nada mas que políticas publicas que mantengan su estatus como partidos sin tocar a sus cúpulas partidarias.

Los planes que se trazan de acuerdo a las necesidades de la gente, con visión de nación, hay grandes extensiones de tierras ociosas o dejadas de cultivar por acomodamiento de las remesas, hay necesidades en una educación liberadora que haga al niño, al joven, al adulto un apersona pensante de lo que aprende y lo que habla, hay que combatir las enfermedades desde una visión de prevención, y para todo esto hay capital humano. Cuando el plan de nación se haga con la gente, desde la gente  y sea el empoderamiento de la palabra y la acción de la misma gente, este sistema capitalista va a cambiar, este país va ir resurgiendo y poniéndose a tono con las nuevas necesidades y demandas mundiales, demandas hacia una nueva cultura y trato entre los pueblos, una visión de convivencia mutua entre el hombre y la natrualeza, una nueva visión económica sin la moneda como fin, una economía con la persona como fin sin etiquetas politicas.

Hasta entonces, si entendemos que somos nosotros los que podemos cambiar a ser individuos sociales capaces de luchar con nuevas ideas, con miras hacia una revolución socialista, vamos a cambiar este país.

Hasta entonces vamos a darnos cuenta que el voto es un instrumento de manipulación que utiliza el capitalismo y los partidos políticos para someter a los pueblos. Porque no votamos mejor por un plan de nación, que es lo que queremos y como lo vamos echar andar, porque no, esto sería mejor para las clases sociales si cada una hiciera su plan de nación, en vez de estar votando por caras o nombres o partidos.

Camilo Alejandro Martinez.

Anuncios