Preguntas y respuestas realizadas por invitados en la presenta del libro “Contra mitos y altares” del MPL.

La presentación se hizo la mañana del viernes 27 de septiembre del 2013, en la Escuela Superior de Maestros ESMA, Santa Tecla.

Durante toda la jornada de intercambio se les trasladó el contexto del momento histórico en el que nos encontramos y como a lo largo del periodo anterior  durante la sucesión del conflicto armado y su posterior “acuerdos de paz” los compromisos entre el partido FMLN y sus militancia o más bien entre la marca y sus afiliados se ha venido haciendo una relación anual, dado que solamente en época electoral el partido parece preocupado y conectado con la gente para buscar sostenerse, mantenerse y ampliar su grado de incidencia en la vida política nacional, al margen y alejándose progresivamente del compromiso con los  cambios sociales y solo abocado a modernizar y adecuar su estructura y su compromiso con los más altos interese s de la nación, ya la revolución no es su horizonte.

El debate se sucedió por cerca de dos horas y al momento de cerrar la ponencia se consideró tomarnos el tiempo necesario para responder a las inquietudes y cuestionamientos del colectivo que se resume en:

¿Es la revolución social hacia el socialismo el horizonte de este partido el FMLN?

NO. El abandono del trabajo territorial y la no clarificación de su ideología demuestran que  cada vez menos (la conducción estratégica del partido, no su militancia) se inclinan por respaldar el proyecto revolucionario truncado

¿Están sus funcionarios comprometidos con el ideal revolucionario?

NO. Cualquier persona  con bases políticas se da cuenta que no responden más que a su propio interés, lo que haya hecho el gobierno no está conectado con  pensamiento revolucionario, ni directriz alguna del partido, hay una diferenciación clara entre partido y gobierno que evidencia su falta de vínculos, lo positivo del ejercicio administrativo del gobierno no es correspondiente al apoyo prestado por el partido, aunque este  lo muestre como sus logros y éxitos.

¿Responde los partidos políticos actuales  a la demanda de la población y a sus intereses?

NO. ARENA es el referente de la oligarquía y enemigo histórico del pueblo. El frente es un partido electorero en  franco deterioro revolucionario, que aplica programas reformistas para consolidar su cúpula el  ámbito político y económico, cada vez más lejos de los objetivos revolucionarios. Ninguno de los programas “estandarte del gobierno” son muestra alguna de sentar las bases para la revolución, como manifiestan algunos compañeros  del colectivo de maestros.  UNIDAD es  toda la ignominia metida en un mismo costal de basura. El PCN con un historial criminal de décadas. El PDC como los encubridores de los crímenes más atroces del periodo de la guerra y GANA  areneros  auto-excluidos por no ser objeto receptores de las migajas económico políticas de sus madrastras y padrastros  areneros.

Ojo. la educación del país es una educación en crisis y no hacen nada para mejorarla, ni siquiera mejorar las capacidades de los docentes y sus ingresos.

¿Tenemos opciones para enfrentar la crisis?

SI. La organización y conformación de un amplio movimiento social que nos lleve en su momento a la implementación de un programa revolucionario que responda a los interese de las grandes mayorías de la población salvadoreña.

 

¿Estamos en contra del frente y eso nos convierte en una organización contrarrevolucionaria?

NO. Estamos señalándole que ha olvidado el camino y que por tanto, ha olvidado que responde a la población.  Si el frente fuera revolucionario ni siquiera estaríamos aquí  y seguro ni siquiera pensaría  que estamos en su contra. El frente es un partido reformista, necesitamos de un partido revolucionario… hay que construirlo, no se hace votando sino organizándonos y forjando nuestro pensamiento revolucionario.

¿Si no votamos por el frente, favorecemos los intereses de la oligarquía?

NO. Solo no aceptamos, que representa a nuestros intereses. Sería ético que en lugar de manejar esos parámetros  se dedicaran a dar muestras de su compromiso con la gente desarrollando una propuesta que responda a los intereses  de la población y no solo a consolidar su trabajo como administradores del poder oligárquico y a maquillarlo.

¿Qué hacer ante la situación actual?

No podemos decirles que no voten si no les planteamos alternativas ahora.. Pero si podemos afirmar que el frente no es la alternativa revolucionaria que necesitamos y en ese sentido llamarlos a organizarnos de forma consciente y a  trabajar por el desarrollo del Movimiento Político de Liberación, MPL , como opción hacia la construcción de una propuesta revolucionaria  y a una sociedad socialista.

MPL.

Anuncios